¿Quieres conocer mis packs de branding?

Esenciales de una marca

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿qué necesito para despegar con mi emprendimiento? ¿qué necesito para mi marca? o ¿qué no necesito?

Estas preguntas son muy frecuentes en mi mail, muchos de mis clientes llegan a mí sin saber qué necesitan realmente, aunque como en todo, hay quienes llegan teniendo las cosas muy claras.

Personalmente, he “paquetizado” mis servicios para facilitar y resolver estas dudas, lo hice pensando en cada posible cliente y en sus necesidades, uno de esos packs, es el Pack Básico. Un pack que como su propio nombre indica, contiene los elementos que, desde mi punto de vista, son básicos para que una marca empiece a funcionar.

Elementos esenciales de una marca

Cada diseñador, tiene su punto de vista, y sus propios criterios a la hora de identificar los “básicos de una marca”, pero hay elementos que tienen que estar si o si.

  • LOGOTIPO: es el elemento por excelencia, la mínima representación de una marca (pero no son lo mismo). Es el elemento con el que más identificamos una marca, pero como vengo diciendo, el logotipo no lo es todo.
  • VARIACIONES DE LOGOTIPO: el diseño de un sólo logotipo hace que nos limite su uso. Es necesario diseñar variaciones o versiones alternativas, siguiendo siempre la misma estética, de nuestro logotipo principal. Esto nos sirve a la hora de implementar o aplicar nuestra marca a los diferentes soportes. Por ejemplo: las imágenes de perfil de las diferentes redes sociales, es redonda, si nuestro logotipo es muy horizontal, habrá que reducirlo mucho más y se perderá información, así que una buena solución sería diseñar una variación de nuestro logotipo principal con forma redonda, para que se adapte perfectamente y no se pierda nada de información.
  • COLOR: elemento fundamental para elaborar una marca. Lo primero que percibe el ojo es el color, y por ello su importancia. La gama de colores es amplísima, y asignar una paleta de colores a nuestra marca, con los que nos sentamos identificados y sean acordes a lo que queramos transmitir, ayuda a que seamos reconocidos rápidamente.
  • TIPOGRAFÍA: no es más que, el tipo de letra. Esto como el color, es otro elemento fundamental con el que podemos identificarnos rápidamente, sobre todo, si nuestro logotipo está compuesto por una o varias palabras (que es el mayor de los casos). El mundo de las tipografías es infinito, y una palabra puede transmitir una cosa u otra o intensificar su significado dependiendo de la tipografía con la que esté escrita.
  • ICONO o ISOTIPO: este elemento no siempre está presente, ya que depende de si nuestro logotipo principal está formado por una imagen, tipografía o combinación de ambas. En el caso de que lo tenga, se convierte en un elemento importante a la hora del reconocimiento de nuestra marca.
  • GRAFISMOS o IMÁGENES: son elementos de apoyo visual que se diseñan acorde y en consonancia a nuestra marca. Nos van a servir para crear composiciones y elementos nuevos que podemos usar en las diferentes aplicaciones.
  • PATRONES DE REPETICIÓN o PATTERN: como su nombre indica, son elementos que se repiten siguiendo un patrón y normalmente están construidos a partir de los grafismos o iconos de nuestra marca, que como los elementos anteriores, se pueden usar para crear composiciones y elementos nuevos. No es un elemento imprescindible, pero desde mi punto de vista, da mucho juego a la hora de crear aplicaciones como: tarjetas de visita, plantillas para historias de instagram, cartelería, etc.

La correcta composición y el buen uso de todos ellos, nos permiten identificar nuestra marca incluso, sin usar el logotipo, y aquí está el truco, una buena marca será aquella que se reconozca sin la presencia constante del logotipo.

Y ¿cómo hacemos eso? aquí entra en juego, el manual de marca, que es el encargado de indicarnos los usos de cada elemento que compone nuestra marca, así como los valores de cada color en los diferentes soportes, el uso correcto del logotipo, composiciones de texto, etc.

Una buena marca será aquella que se reconozca sin la presencia constante del logotipo.

El manual de marca es la clave, para que nuestra marca funcione correctamente, y es imprescindible que el diseñador que esté elaborando tu marca, te lo entregue.

Todos estos elementos forman parte de “mis básicos” a la hora de diseñar una marca, pero por supuesto, una marca la componen muchos más elementos que se pueden crear a partir de estos.

Las llamadas “implementaciones” o aplicaciones de la marca, que son elementos físicos o digitales en los que nuestra marca se hace visible: tarjeta de visita, carpeta corporativa, hoja membretada, post de instagram u otras redes sociales, pie o firma de mail, rotulación de vehículos, página web, etc.

Sabiendo esto, ¿qué necesitas?