¿Quieres conocer mis packs de branding?

Percepción del cliente ideal

Antes de crear una marca, hay una serie de propósitos que tenemos que tener en cuenta y debemos cubrir para poder seguir avanzando con nuestro branding.

Uno de ellos es “nuestro cliente ideal”. Este punto es importante porque vamos a tener claro desde el primer momento a quién nos vamos a dirigir.

Definir a nuestro cliente ideal nos va a ayudar a la hora de crear nuestra marca, ya que vamos a partir de unas características determinadas, conceptos y objetivo. Vamos a centrar nuestro foco en un modelo ideal.

Te lo explico:

No es lo mismo dirigirse a un público femenino que masculino, ni a un rango de edad comprendido entre los 18 y 30 años o que de 20 a 50. Tampoco es igual la forma de dirigirnos a un público con un nivel económico alto, que medio. Ni a una persona que le guste el deporte de aventura o que le guste pasar su tiempo libre en casa. ¿Verdad?

5 puntos clave para definir a tu cliente ideal

  • ¿Qué edad tiene? establece un rango de edad comprendida.
  • ¿Es hombre o mujer? No vendemos igual a un hombre que a una mujer.
  • ¿Qué medios de comunicación usa? Redes sociales que frecuenta, páginas webs que visita para informarse, revistas que lee, periódicos…
  • ¿Qué hace en su tiempo libre? Música que escucha, cine o series que ve, libros que lee…
  • ¿Qué le gusta comprar? ¿en qué productos o servicios invierte?

Coge papel y boli y descríbelo teniendo en cuenta estos cinco puntos. Cuanto más concreto seas mejor ¡ponle hasta nombre!.

Tener la percepción de tu cliente ideal te ayudará en el desarrollo de tus objetivos y servicios, y podrás tener enfocado a qué personas te estás dirigiendo.

¿Tienes definido a tu cliente ideal? ¿Cómo es? ¡Cuéntame que te leo!