LA JEFAZA DE GRÁFICA DISPERSA

¡hola amiga!

Soy Xio, diseñadora gráfica, o disOñadora, como a mi me gusta decir. Y desde que tengo uso de razón, la creatividad ha sido mi mejor juego.

ME RODEO DE PERSONAS DE LAS QUE APERNDO

Pasé mi infancia en el patio de mi abuela, rodeada de geranios y claveles y escuchando viejos cassettes de copla. 

Jugaba a inventar mil historias y me disfrazaba con los retales de mi tía, que era costurera. Para mi, su pequeño taller, estaba lleno de tesoros.

Me gusta pensar que el amor por el color y el diseño procede de ellas. Rodeada de mujeres, mi propósito desde que emprendí, era continuar junto a ellas y crear juntas su marca.

TAMBIÉN SOY SEÑO DE INFANTIL

Estudié Diseño y Producción Editorial y Gráfica Publicitaria. La primera la estudié por error, la segunda, por amor.

Es evidente que los errores te hacen aprender, y este caso, aprendí, que lo que realmente me gustaba era EL DISEÑO GRÁFICO.

En 2020, un año que nunca se olvidará, decidí emprender, a solo 20 días de la declaración del estado de alarma. 

¿Qué de dónde viene el nombre "Gráfica Dispersa"?

Pues viene de mi día a día, de mi esencia. No considero que ser disperso sea un adjetivo negativo. 

Soy musical y culturalmente dispersa, sí, me gustan muchos estilos musicales, en mi lista de reproducción puedes encontrarte a Izal, Estrella Morente y FooFigthers, uno debajo del otro.

En mis ratos libres me verás comiendo shushi, haciendo fotos a mi colección de muñecas Blythe (si te gustan las Blythe, tenemos mucho de qué hablar) o comiendo palomitas mientras veo la última serie de Netflix o un maratón de Harry Potter.

Y no me puedo despedir de esta sección sin nombrar a Keiko y Bowie, mis hijos peludos; sí, soy mami de dos gatetes a los que adoro.

¡hola amiga!

Soy Xio, diseñadora gráfica, o disOñadora, como a mi me gusta decir. Y desde que tengo uso de razón, la creatividad ha sido mi mejor juego.

Pasé mi infancia en el patio de mi abuela, rodeada de geranios y claveles y escuchando viejos cassettes de copla. 

Jugaba a inventar mil historias y me disfrazaba con los retales de mi tía, que era costurera. Para mi, su pequeño taller, estaba lleno de tesoros.

Me gusta pensar que el amor por el color y el diseño procede de ellas. Rodeada de mujeres, mi propósito desde que emprendí, era continuar junto a ellas y crear juntas su marca.

Estudié Diseño y Producción Editorial y Gráfica Publicitaria. La primera la estudié por error, la segunda, por amor.

Es evidente que los errores te hacen aprender, y este caso, aprendí, que lo que realmente me gustaba era EL DISEÑO GRÁFICO.

En 2020, un año que nunca se olvidará, decidí emprender, a solo 20 días de la declaración del estado de alarma. 

¿Qué de dónde viene el nombre "Gráfica Dispersa"?

Pues viene de mi día a día, de mi esencia. No considero que ser disperso sea un adjetivo negativo. 

Soy musical y culturalmente dispersa, sí, me gustan muchos estilos musicales, en mi lista de reproducción puedes encontrarte a Izal, Estrella Morente y FooFigthers, uno debajo del otro.

En mis ratos libres me verás comiendo shushi, haciendo fotos a mi colección de muñecas Blythe (si te gustan las Blythe, tenemos mucho de qué hablar) o comiendo palomitas mientras veo la última serie de Netflix o un maratón de Harry Potter.

Y no me puedo despedir de esta sección sin nombrar a Keiko y Bowie, mis hijos peludos; sí, soy mami de dos gatetes a los que adoro.